¿Te encuentras en plena búsqueda laboral y te sientes frustrado porque no obtienes entrevistas? ¿Has aplicado a cientos de avisos y no logras resultados? Entonces, te daremos una guía sencilla, en 7 pasos, para ayudarte a encontrar el empleo que buscas.

1. Reflexiona: haz una lista de virtudes y defectos
Tienes que estar atento a tus puntos fuertes y débiles. En toda entrevista suelen preguntar al respecto, y si no has pensado qué responder, puedes poner en riesgo tu postulación. Son componentes fundamentales del CV y el parámetro que decidirá si tienes alguna oportunidad. Conviene pensar en términos de formación y experiencia: ¿Qué cualidad tienes para destacar y qué deberías desarrollar en torno al cargo que quieres ocupar? Y, en cuanto a experiencia, no inscribas sólo aspectos técnicos, sugerimos que incluyas habilidades como: versatilidad, liderazgo, trabajo en equipo o gestión de proyectos. Si tienes conocimientos específicos, o certificaciones, detállalos: atraerán la atención de los reclutadores.
No se trata de postular a todos los avisos. No filtres únicamente por conocimientos, sino por aquello que te motiva, que te gusta hacer y tienes capacidad para ello.

2. Actualiza o redacta un buen Currículum

Con lo antes mencionado, es hora de que vuelques tu experiencia y formación que refleje todo tu potencial y te destaque ante las empresas. Conviene que tengas una versión preliminar para adaptarla a cada empresa en la que te postules. Suma mucho que sepas sobre su cultura y que demuestres predisposición para resolver sus necesidades.

3. Maximiza tu búsqueda en internet con portales de empleo y redes sociales

La búsqueda se ha trasladado a las redes sociales más que a los portales de empleo tradicionales. Vuélcate a LinkedIn, o a grupos específicos en Facebook, o bien en Twitter. Adopta una postura activa, dándote a conocer, eso hará que te destaques, en lugar de enviar el CV y esperar un llamado. A través de las redes sociales puedes contactar con otros profesionales, pedir recomendaciones, seguir a empresas (y sus publicaciones) y ofrecerte.

4. Enumera potenciales empleadores con los que quisieras trabajar
Cuando tengas hecho tu CV y completado tu perfil en las redes, debes ponerte en marcha para encontrar el trabajo soñado. Pero no es tarea sencilla. Deberías:
Investigar empresas que hayan publicado empleos del rubro que te interesa
Buscar contactos dentro de esas empresas (intenta mediante LinkedIn) y mandarles una carta de presentación comentándole tus intenciones de pactar una entrevista para darte a conocer. Envía al menos un email diario para aumentar tuis posibilidades.

5. Desarrolla tus redes de contactos o “Networking”:
Reiteramos: no basta con enviar tu CV mediante portales de empleo. Actualmente, sólo el 1% de las grandes compañías seleccionan personal a través de los portales. Lo que quiere decir, que tienes 1 sola chance en 100 de conseguir empleo por ese medio. Intenta, mejor, contactarte con aquellas personas que pueden darte empleo. Genera vínculos mediante redes sociales, asiste a eventos. Si logras generar 1 contacto por día, tendrás más chances que destinando el día entero a responder avisos.

6. Branding Personal (o marca personal):
La marca personal te destaca, aporta valor como profesional. Permite que te presentes como experto en un área determinada, permite que te diferencies de los demás candidatos a un mismo puesto. El branding te quita del rol de oferta, para que seas “demanda”; aquello que quieren las empresas. Una forma de desarrollar tu marca personal es abriendo un blog en el que puedas comentar acerca tu área de experiencia. También puedes hacer vídeos por YouTube o, al igual que en el paso previo, emplear LinkedIn o Twitter.

7. Búsqueda integral de empleo:
Debes aunar todos los pasos previos, en el desarrollo de un plan o sistema de búsqueda. Tu metodología tiene que incluir:
• CV destacado: el objetivo es diferenciarte.
• Crear contactos: debes perfeccionarte en cuanto a búsquedas por internet, expandir tu red de contactos por todos los medios. Para hallar la oportunidad, debes crearla.
• Práctica: desarrolla una estrategia que puedas replicar y adaptar. Ensaya para entrevistas de empleo. Si lo prefieres, practica delante de un espejo o grábate. Ház llamados telefónicos o si no te animas, envía emails a RR.HH de las empresas ofreciéndote.
Eres un “producto”, posiciona tu marca: el CV como listado, es obsoleto. La clave es destacar aquello que te hace único ante los reclutadores; tu valor para aportar. Piensa y posicionáte como líder en lugar de candidato.

Debes ser capaz de readaptarte a los cambios del mercado, cambiando tu proceso de búsqueda. Una vez que hayas internalizado este proceso y lo apliques con constancia, obtendrás los resultados que deseas.

 

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa deDesarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta