El Curriculum siempre puede y debe ser mejorado. Los expertos sostienen que los Reclutadores utilizan filtros “automáticos” al leer determinadas expresiones. Los siguientes ejemplos nos muestran expresiones evitables en los mismos.

1. Desarrollo profesional
Las muletillas son palabras que no comunican mucho. Una de las más utilizadas es “Busco desarrollarme profesionalmente en una empresa que…”. “Ya sabemos que ese es el objetivo obvio, pero ¿qué es realmente lo que quieres?”, recomienda Chico. Por ejemplo: “Quiero ocupar una gerencia comercial”.

2. Orientado a resultados y “high energy”
Las palabras también están sujetas a modas y lugares comunes. Actualmente existe una tendencia por destacar estas dos palabras que un Reclutador encontraría más atractivas si en lugar de tratarse de adjetivos calificativo fueran acciones. Por ejemplo: “Incrementé las ventas en 20% en los primeros dos años, superando la expectativa de 15%”. “¡Eso es estar orientado a resultados sin decirlo.

3- “Aunque”, “pero”, “sin embargo”
“Las palabras que planteen una excusa o una situación en negativo deben ser removidas de cualquier hoja de vida”. Por ejemplo: “Aunque no llegamos a nuestra meta, yo conseguí que los clientes….”. En su lugar, se recomienda enfocarse en lo que sí se logró y hablar siempre en positivo.

4- Información personal
El teléfono celular y un correo electrónico son más que suficiente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *