Representantes de las industrias y del gremio del sector lácteo firmarán, el próximo lunes, un nuevo convenio que implicará modificaciones para que el sector gane competitividad, como el régimen de horas extra, en tanto se espera que el gobierno complete el paquete de financiamiento para Sancor, con alrededor de $250 millones.

La firma del convenio, incluirá cambios en el pago que recibían los trabajadores por las horas extras de los fines de semana y feriados. Alberto Coronel, abogado del gremio Atilra, confirmó el acuerdo y sostuvo que buscaron «avanzar en todo, pero sin que se perjudique al trabajador».

Según detalló una fuente del Ministerio de Agroindustria que participó en la negociación, se incluirá en el acuerdo «una nueva figura que es el franquista, que puede utilizarse por fuera del gremio para no tener que pagar horas extras que dice el convenio».

Este fue uno de los temas que demoraban la firma del convenio, justamente porque, según la normativa vigente, las horas extras en fines de semana y feriados se pagan un 150% por encima de las horas normales. Con este acuerdo se van a liberar los $250 millones para Sancor, que se sumarán a los 200 millones que el gobierno ya aportó a la firma meses atrás.

En ese momento, por la crisis que atravesaba la cooperativa láctea, el gobierno había anunciado un paquete de financiamiento por $450 millones para ayudar a la situación financiera de la empresa, siempre y cuando las autoridades encararan un proyecto de restructuración de firma.

En relación al acuerdo para un nuevo convenio, Pablo Villano, presidente de Apymel (pymes lácteas), dijo que «en líneas generales» su sector está de acuerdo, aunque aclaró que «quedan algunas cosas por pulir».»Yo estimo que esto se va a ir puliendo y vamos a estar en condiciones de firmar el lunes», destacó.

Desde principio de año Sancor atraviesa la crisis más profunda de su historia, que implicó el cierre de varias de sus plantas, la venta de otras y el cese de su producción durante un mes, ocasionando faltantes de sus productos en las góndolas. Además, se inició un plan de retiros voluntarios por el que se achicó la planta de trabajadores de la cooperativa en un 20%, según señaló la empresa.

Por el lado de las negociaciones que lleva adelante la firma cooperativa de cara su futuro, fuentes de la empresa adelantaron que «lo más serio es una acuerdo con Fonterra (Nueva Zelandia)».

Fuente: IProfesional

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *