Con $ 100 millones de inversión, hará modelos de carga frontal y luego superior de media y alta gama. El 50% de los componentes serán locales. Busca pelear el liderazgo a Drean.

Los incentivos para fabricar localmente electrodomésticos y los límites a las importaciones impulsaron a la marca coreana Samsung a ampliar la gama de sus productos con el sello “Hecho en Argentina”. A los televisores, monitores, notebooks y celulares, entre otros, que fabrica en Tierra del Fuego con socios locales, sumará a fin de año lavarropas, en una nueva planta que comenzó a construirse el lunes pasado en Cañuelas, provincia de Buenos Aires.
Para hacerlo, Samsung se asoció a la argentina Visuar, que distribuye sus productos en el país, firma que estrenará su papel productivo con la nueva planta. “La construcción de la fábrica demandará $ 100 millones, en su mayor parte a cargo de Visuar, pero con apoyo de Samsung no sólo en know how, sino también en tecnología y parte de la inversión”, explicó a El Cronista Matías Villegas, vicepresidente de Consumer Electronics de Samsung Cono Sur (Argentina, Paraguay y Uruguay). Para hacerlo, cuentan con el apoyo del Gobierno nacional, que les otorgó un crédito del Bicentenario, con tasas diferenciales, así como del gobierno bonaerense, que los benefició con exención de Ingresos Brutos por 10 años, y de la Municipalidad de Cañuelas, con otros beneficios impositivos. La zona, explicó Villegas, es estratégica por su cercanía a los centros logísticos de sus clientes, las cadenas de venta.
La empresa prevé iniciar la fabricación de lavarropas entre diciembre y enero próximos, en la planta que empezó a levantar con 11.000 m2, sobre un terreno de 37.000 m2, que generará 100 empleos, entre directos e indirectos. El proyecto prevé, inicialmente, cuatro modelos de lavarropas de carga frontal de 6 a 8 kilos, los que más se venden en la Argentina, con cerca del 60% del mercado, y que llegarían al público en enero del año próximo. Luego, en el segundo semestre de 2013, sumarán cuatro modelos más de carga superior. “Son modelos que vendemos en otros países, de 1.000 revoluciones por minuto, en un segmento medio y alto del mercado, con novedades en eficiencia energética y tecnología de lavado que no existen en el país”, precisó el ejecutivo.
Además, el 50% de los componentes utilizados para fabricar los lavarropas serán nacionales. “El proyecto prevé aumentar la participación de los componentes locales en el proceso con el tiempo, en línea con lo que pide el Gobierno”, explicó Villegas.
En el mismo terreno, la empresa tiene espacio para construir otra nave y, como el proyecto es más ambicioso, también tiene pre-reservado otro predio contiguo. “A futuro, la idea es expandir la fabricación hacia otros productos de línea blanca, como heladeras, por ejemplo, que hoy no tenemos en el mercado local”, anticipó Villegas.
La planta contará con una capacidad para 150.000 lavarropas

anuales, con potencial de ampliarse. Y, al igual que en otros productos, como los televisores, Samsung aspira a posicionarse entre las principales marcas del país. “Somos el Nº1 en varias categorías en la Argentina; en lavarropas, prevemos ser el Nº2 en el primer año, con más de 10% del mercado, y seguir creciendo el segundo año para llegar al liderazgo”, destacó. El mercado local suma 820.00 lavarropas al año y es liderado por Drean, con cerca del 45%, mientras que el segundo puesto se reparte entre varias marcas, como Gafa, Whirlpool y Candy, con menos del 10% cada uno. Además, prevé exportarlos a algunos países de la región.

 

Fuente: cronista.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *