Hace unos días fui a mi primer recital de Coldplay en el Estadio Saint-Denis, en Francia, al norte de Paris. Transcurrida gran parte del show y a causa de un comentario, comencé a verlo desde otra óptica; la del liderazgo. A mi alrededor había más de 80 mil personas disfrutando de una experiencia inolvidable y pensé: “Esto no se trata de Coldplay; esto es una clase maestra sobre liderazgo”.

9 Maneras en las que Coldplay nos dio una clase de liderazgo: 

1. Expresa gratitud. Chris Martin, el cantante, agradeció al público repetidamente a lo largo del recital. Así reconoció el rol que tiene su audiencia en el éxito de la banda.

2. Habla su idioma. Como una novata aprendiz de francés, valoré los esfuerzos de Chris Martin por hablar el idioma y pensé: “Aún cuando sepas que tus seguidores escucharán el mensaje, debes aprovechar la oportunidad para adaptar tu comunicación al lenguaje de tu audiencia”.

3. Relaciónate. En un momento, la banda se trasladó del escenario principal hacia otro más pequeño en un lateral, que les permitía estar más cerca del público e interactuar con él. Es fácil para los líderes quedarse estancados detrás de sus escritorios y a puertas cerradas. Debes romper con esas estructuras y relacionarte con todas las personas que te siguen, sin dejar a nadie (al menos no intencionalmente), de lado.

4. Si te equivocas, levántate y sigue. ¿Alguna vez te has sentido tan conmovido por la belleza que olvidas hablar, caminar o pensar siquiera? Eso puede ocurrirle a cualquiera; incluso a musicos expertos. Cuando ocurre, lo admites, te ríes, te levantas y continuas.

5. Une a las personas. Todos en el público teníamos pulseras con luces LED que cambiaban de color dependiendo el tono de la canción. Es sorprendente cómo objetos pequeños como pins, prendedores o pulseras pueden brindar un sentido de pertenencia. Quizás no necesites emplear ninguno de ellos, pero jamás debes olvidar que las personas necesitan integrarse y sentir que pertenecen a un grupo.

6. Reconoce el pasado. Todos apreciamos lo nuevo, pero en el caso del recital, se me habría partido el corazón si no tocaban sus clásicos. La adaptación a lo nuevo cuesta y la gente suele aferrarse al pasado y a lo conocido. Por eso, es bueno, tenerlo presente o mencionarlo para luego avanzar.

7. Cierra con un mensaje inspirador. El ultimo verso de la canción con la que Coldplay cerró su recital aconsejaba: “No te rindas” (Don´t give up, en inglés). Imaginen miles de personas retirándose con ese mensaje en mente. En tus discursos y presentaciones debes ser memorable; propagar tu mensaje.

8. Arma un equipo talentoso. ¿Luces de colores? ¿Fuegos artificiales? ¿Pulseras de LED? ¿Globos? Combinación perfecta de Viejo, nuevo y energizante. Entradas y salidas organizadas y a tiempo. Como público sabemos que el producto (la música) es excelente, pero la razón por la que pagamos la entrada al estadio fue por la emoción y la experiencia. Todo eso no pudo haberlo logrado la banda sin ayuda de un equipo profesional y talentoso. Había puntos a lo largo y ancho del estadio en los que se entregaban cuidadosamente estos materiales y todo estaba organizado. Si quieres excelencia, rodéate de personas talentosas y profesionales.

9. Inspira el cambio. Los líderes le piden a las personas, a los equipos y a las empresas que se transformen constantemente. Los cambios son necesarios pero no son fáciles. Debes esforzarte por dar el ejemplo.


En un momento, el cantante pidió al público que dejaran de grabar vídeos o tomar fotos al menos por el transcurso de una canción. Sorprendentemente, ¡todo el mundo le hizo caso! Mi hipótesis es que el líder de la banda se ganó el derecho de exigir. ¿Cómo? Demostrando gratitud, respeto, valoración, compromiso y entrega (tanto en ese show como en el pasado). Así es que sus seguidores fueron capaces de dejar su adicción al celular sin protestar sólo porque él se lo pidió. ¡Admirable!

Como alguien que trabaja en la creación de programas de liderazgo, busco inspiración en momentos memorables como éste. Sea un concierto, una clase, o la propia interacción de las personas en la calle: el mundo inspira y todos tenemos cualidades de líderes que desarrollar.

Fuente: Lisa Langley, Directora Ejecutiva de Desarrollo Cultural – AccorHotels

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *