Se denomina así a los “ex alumnos” o “ex empleados” de una empresa que se encuentran en etapa de retiro. Los reclutadores, a la hora de cazar talento, recurren a su experiencia, aunque la edad, factor clave, pueda jugarles en contra.

Los empleados boomerang cuentan con cualidades únicas y son una fuente de talento poco aprovechada. Son muchas las motivaciones que tienen las personas de esta generación para querer estar en el mercado laboral:

• Necesidad de interacción social: El contacto con otras personas es uno de los factores preponderantes.
• Oportunidad de retribuir: son muchísimas las personas en edad de retiro que sienten la necesidad de enseñar lo que aprendieron y, de esta forma, retribuir a la sociedad, o lograr una sensación de continuidad.
• Cultura: elegir a ex empleados de una compañía implica evitar la espera del proceso de aprendizaje de un novato. Contratar a una persona que fue parte de la empresa es contar con alguien que conoce la cultura interna, el personal, los procesos y procedimientos.
• Más tiempo, menos estrés: Esta generación cuenta con “más tiempo libre” al no tener las presiones familiares y financieras, dado que tienen “el nido vacío”. Si se dedican a una actividad, lo hacen por motivación y no por la ganancia económica.

Aunque estas características favorecerían a los empleados boomerang, la realidad parece ser otra: la discriminación por edad a la hora de contratar sigue siendo un impedimento en la mayoría de los países. De acuerdo con un estudio de ManpowerGroup:

• El 34 % de los candidatos (es decir, un tercio), cree que el mayor desafío para el desarrollo de carrera es la discriminación por edad.
• Para los candidatos jóvenes de entre 18 a 24 años, la edad también es una desventaja, por el requisito de “experiencia” o por la aplicación de estereotipos de Millennials, en los que se los cataloga como poco leales y holgazanes.
• La mayoría de los empleadores prefiere contratar trabajadores jóvenes que no tengan responsabilidades familiares o presiones financieras, con un salario bajo, a cambio de tener la oportunidad de empleo y la capacidad de adaptación.
• Muchos reclutadores creen que empleados de edad mayor, tendrán poca habilidad tecnológica, resistencia a los cambios y poca motivación para aprender.

Los empleados de más de 50 años de edad, representan un porcentaje cada vez más alto de la fuerza laboral en EE.UU. Se estima que para el 2022 representarán un 35.4%.

La investigación sugiere que, ante la escasez de talento, los empleados “boomerang” tienen mucho que ofrecer: aportan diversidad a las empresas, conservan y transmiten su talento, son responsables, dedicados y comprometidos. El talento de la generación “boomerang” es una fuente que toda organización inteligente, debería apreciar en el presente y futuro.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *