El propósito de estas simples ideas es encontrar actividades que proporcionen recreación y en consecuencia el descanso –que no consiste en dormir-, clave para ser felizmente eficaz en nuestro trabajo.

Desconectarse de la tecnología
Uno de nuestros mayores problemas es que ya no podemos vivir sin tecnología, sobre todo porque cada vez más trabajos emplean recursos digitales de manera definitiva. Por lo tanto no sería una mala idea apagar el Internet por un fin de semana y preocuparse sólo por uno.

Pasar tiempo con amigos
Esto no implica organizar la noche más alocada del mundo, a veces sólo basta una charla o un pequeño paseo para pasar tiempo de calidad con las personas que más quieres.

Dedicarle los fines de semana a tus hobbies
No importa si te gusta la música, el deporte o la jardinería, realizar tus actividades favoritas siempre será una de las mejores formas para relajarte.

Cocinar
Aceptémoslo, cuando se está trabajando pocas veces se tiene la posibilidad de comer algo sustancioso preparado en casa; aprovechar el fin de semana para darte ese gusto es algo invaluable.

Y finalmente, si tu trabajo requiere de creatividad recuerda que las mejores ideas surgen en los momentos de ocio; por tanto a relajarse y dejemos que las musas nos iluminen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *