Los humanos somos criaturas sociales. Nuestro éxito como especie se debe a nuestra habilidad para comunicarnos y cooperar. Nadie, ni uno de todos los gerentes, debería ignorar los beneficios productivos de las pequeñas charlas que se generan en los rincones de encuentro de la oficina. Estos momentos nos ayudan a conocernos y a confiar en el resto del equipo. Si cree que conocer y confiar no son puntos que importen, tan solo pruebe generar una sesión de creatividad e ideas con un completo extraño.

Pero, como con todos los beneficios, permitirnos socializar de más puede lograr que deje de ser algo bueno. Una reciente encuesta de Lee Hecht Harrison, realizada a más de 600 empleados de los Estados Unidos, ubica a los colegas «más charlatantes» en el primer puesto del ranking de distracciones en el lugar de trabajo. Mientras que casi la mitad de los encuestados (47%) identificó a compañeros de trabajo charlatanes como las mayores distracciones, sólo el 14% señaló a los correos electrónicos, el 10% a olores (como quienes perfuman sus oficinas o sus ropas), 8% a las llamadas telefónicas, 7% al ruido ambiente, y así sucesivamente.

Tal vez todos debamos hacer el esfuerzo de analizarnos y preguntarnos si formamos parte de esa molesta mayoría. ¿Podría ser usted uno de esos colegas «demasiado» sociables? Si es así, querrá hacer algo al respecto. Aquí es cuando un poco de autocontrol hace la diferencia. Preste atención a los mensajes no verbales y señales en el ambiente. No espere a que otro golpee el escritorio con cada uno de sus dedos, mire el reloj o reacomode el asiento para darle la espalda. Sea objetivo y evalúe el tiempo que dedica a las tareas sociales cada día. Resista cualquier impulso de ahondar en detalles y vaya al punto. Esto le ayudará, entre otras cosas, a aprender a escuchar.

Por James Greenway

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *