Al igual que las empresas analizan su entorno y cambian constantemente para garantizar que son cada vez más competitivas, nosotros como profesionales deberíamos mantenernos informados de los cambios que se producen en nuestro mercado y conocer en todo momento nuestras posibilidades. El outplacement (recolocación, transición de carrera) fomentará la vinculación del profesional y lo reorientará positivamente a hacia una visión despierta y realista de los cambios que se producen a nuestro alrededor facilitándole una posición de ventaja que le permitirá anticipar sus decisiones profesionales.

“¿Cuánto tiempo podré continuar trabajando en mi profesión?”, es una pregunta útil a la que deberíamos tener siempre respuesta, sobre todo como expertos en lo que hacemos. Muchas de las personas que ahora mismo se encuentran en transición profesional, se ven dentro de un entorno laboral desconocido y con una alta competencia, lo que supone una barrera adicional a su propio momento de cambio.

Uno de los efectos de la crisis es que el mercado laboral ha cambiado: la competencia, la compleja situación económica, la incertidumbre han impactado de forma directa en los procesos y en cómo se gestionan las necesidades dentro de las compañías. Conocer estas realidades y nuestros valores diferenciales, nos ayudan a ser permanentemente competitivos y anticiparnos a las oportunidades laborales.

Adoptar un papel proactivo como profesionales nos permitirá ser capaces de generar alternativas que sean la respuesta a los nuevos problemas de nuestro entorno y del mercado laboral actual. Mantenernos informados es el primer paso para adoptar esta actitud, como aportación responsable que hacemos al desarrollo de nuestra carrera.

La información, la flexibilidad y una visión constante de oportunidad serán nuestros mejores aliados para saber que siempre estamos preparados para el cambio, aunque no estemos en búsqueda activa.

De acuerdo con la experiencia de miles de profesionales a los que hemos asistido desde Lee Hecht Harrison, les presentamos las 10 mejores formas de mantenernos al día en nuestro entorno profesional:

  • Las Redes sociales: Formar parte e interactuar en debates, grupos, etc. me permite tener información actualizada y aumentar mi visibilidad hacia empresas y empleadores que utilizan, cada vez más, este medio para reclutar.
  • Mantener un networking activo y promover acciones para interactuar con mis contactos.
  • Prensa, noticias, Internet: las alertas me permite conocer las tendencias y estar al día de innovación dentro de mi sector.
  • Formación continua, que me permite mejorar y conocer de primera mano los avances que se van dando en mi área profesional, además de entablar nuevas e interesantes relaciones.
  • Asistir a eventos y ferias especializadas de forma habitual.
  • Asociarse a los grupos profesionales o colectivos que me permitan relacionarme de forma directa con personas con las que comparto inquietudes profesionales, intercambiando mis experiencias y conocimientos.
  • Mantenerme actualizado de las ofertas publicadas en prensa y portales de empleo me facilitará conocer en todo momento los requisitos profesionales y oportunidades vigentes.
  • Realizar colaboraciones puntuales en proyectos aunque esté fuera de nuestra actividad habitual, ya sea como profesor, conferenciante, etc. Puede ser enriquecedor para ti y darás a conocer nuevas facetas.
  • Colaborar con ONGs o asociaciones, aportando mi experiencia de forma desinteresada, será una buena forma de participar en otros entornos que, sin duda, dará un “toque fresco” a mi perfil profesional.
  • Crear un blog donde compartir información y mantener conversaciones virtuales con otros profesionales, sin olvidar interactuar en el de otros usuarios que resulten de mi interés y que me permita generar tráfico hacia el mío.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *