Lea: Aprendiendo a manejar las emociones en el equipo I

¿Está listo para encontrar aquellos datos emocionales que reducen el malestar y pone a su equipo en condiciones de trabajar? Preste atención a las siguientes señales.

Observe: Esté atento a la incongruencia entre las palabras y el lenguaje corporal. Si su compañero está hablando de manera fluída, al contrario de su lenguaje corporal (no mantiene contacto visual, cierra los brazos).

Declare: Reconozca todo lo que pueda observar. «Stephen, te has interrumpido a la mitad de cada frase un par de veces. ¿Ocurre algo?»

Escuche. Escuche con atención la respuesta. En el ejemplo, Stephen podría decir «Tenemos un déficit presupuestario de $2 millones». Es decir, separará los hechos de las opiniones o juicios. Un ejemplo sería si Stephen dijera que «No podemos darnos el lujo de mantener al grupo». Preste atención a los sentimientos que se expresan.

Mire. Sintonice los sentimientos y las emociones. Los podrá encontrar en el lenguaje, en particular en las palabras extremas o palabras que se repiten. «Siempre estamos alejándonos de las decisiones importantes». El lenguaje corporal también proporcionará pistas. Determine si su interlocutor están enojado (inclinándose, de manera cada vez más tensa), desanimado (dejando caer el contacto visual, desplomándose en la silla), o despectivo (ojos en blanco, alejándose de equipo).

Refleje. Cuando usted encuentra la capa emocional, mantenga la calma,  su nivel de tono y haga una pregunta para señalar a su compañero. «Tengo la sensación de que estás frustrado. ¿Qué hay detrás de la frustración?».

Sondee. Es probable que su compañero de equipo no reconozca sus prejuicios y no sea consciente de lo que está afectando a la discusión. Haga que su respuesta suene como que está probando una hipótesis. «¿Es posible que usted esté frustrado con el tiempo que estamos compartiendo, porque estamos poniendo demasiado peso en la gente y cree que nosotros necesitamos centrarnos sólo en lo que es correcto para el negocio?».

Resuma. Si su hipótesis es correcta, es probable que vea alivio. Incluso el cuerpo podría expresar «Sí, exacto!».

Resuelva. Una vez que todo el mundo esté trabajando con los mismos tres conjuntos de datos (hechos, emociones y valores), estará claro lo que hay que resolver.

A pesar de que tomarse el tiempo para detectar los sentimientos y las creencias puede parecer lento al principio, verá que los temas pueden ser discutidos y resueltos. Sin el reconocimiento de lo que es en realidad está detrás de los argumentos de la gente, usted dará vueltas y vueltas y luchará para llegar a una resolución. ¡Eso sí que es lento!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *